lunes, 18 de abril de 2011

Japon 2009: Dia 18: Tokyo

Hola aquí vengo con una de las ultimas entradas sobre el viaje a japón, que ya se están eternizando (; ・_・)

La entrada de hoy como ya pasó con la del último día la voy a dividir en dos partes, porque una no tiene absolutamente nada que ver con la otra, y lo voy a hacer de una manera un poco curiosa, porque ahora voy a hablar de la primera y ultima partes del día y entre medias os pondré el link al post del conciertazo de Alice Nine ;P

La verdad es que éste fue un día bastante completo y extraño, extraño porque cuando nos levantamos de buena mañana nos encontramos con que teníamos un amigo desaparecido en combate, que aun no había vuelto de fiesta por Roppongi, el susto fue considerable, pero conforme bajábamos a recepción le escuchábamos chapurrear medio en ingles medio en valenciano con la mujer de la recepción, había perdido la cartera y había tenido que volver en taxi, dentro de lo malo lo mejor, finalmente al menos encontró el pasaporte, así que como bien está lo que bien termina lo dejamos durmiendo en el hotel y nos marchamos a nuestro primera visita del día, el Edificio del gobierno Metropolitano de Tokyo, también conocido como el Tôcho.




Algunos ya sabréis porqué fuimos, otros os estaréis preguntando que pintaban unos gaijins en el ayuntamiento de Tokyo, la respuesta es fácil, el Tôcho es uno de los edificios con mejores vistas de Tokyo.
Con una altura de 243 metros, es actualmente el edificio mas alto de la ciudad, y lo bueno, lo mejor de todo, es que la última de las plantas de cada torre es un mirador gratuito y con unas vistas de toda la ciudad para caerse de culo.




 

La planta además está muy bien acondicionada, con restaurantes y tiendas de souvenirs, y una guía visual en cada ventana, que te explica mediante fotos y letreros en varios idiomas todo lo que puedes ver por las ventanas.
Me pareció muy curioso ver todo, me gustó sobretodo la zona de Yoyogi koên, desde allí arriba parecía que el bosque estuviera intentando engullir la ciudad.

Después de la visita , nos encaminamos hacia la 'Square Enix Show case' pasando por debajo de una de las típicas carreteras flotantes de varios pisos que a mi me dejan flipada.



Recuerdo que hacia un calor mortal, tuvimos que parar en una vending machine a tomar un café helado antes de llegar a la tienda, y eso que estaba bastante cerca del Tôcho.

Ya me imagino que habréis visto la tienda Square por miles de sitios, pero bueno , os cuento un poco como estaba cuando fuimos nosotros.




Para mi fue un poco decepcionante (*`θ´*) porque esperaba bastantes mas cosas exclusivas, y me encontré con que exclusivo lo que se dice exclusivo había mas bien poco, de ese poco la mayoría estaba agotado y marcaba 'sold out' y del resto de cosas casi todo lo habíamos podido ver días antes en akiba y otros sitios, pero sobretodo esperaba mas Final Fantasy y mas Kingdom Hearts y me encontré con que estaban promocionando de manera bestial 'Dragon Quest' que estaba arrasando en esos momentos en japón y del resto de juegos solo había una pequeña sección con cosillas sobretodo de exposición con unos precios para mearse...

En japón son bastante celosos de las fotos dentro de las tiendas, no dejan hacerlas en ningún sitio, pero ¿sabéis que pasa? que la tienda Square tiene un pedazo de Shephirot a escala real empotrado en el suelo, y una no se llama Aeris por nada.. así que gracias a mi amigo Iván (porque yo me estaba muriendo de vergüenza) conseguimos que nos dejaran hacerme unas foticos con el personaje en cuestión.



Para mi son unas de las fotos mas frikis del viaje, y me encantan
ハート
De allí salí con un peluche de un chocobo vestido de mago negro super kawaii, y porque no habían mas moguris diferentes a los que tengo ya XD sino habría incrementado mi ejercito personal..
Estaban los dos primeros modelos, y otro con un libro en brazos, el mio es del medio.



Cuando por fin salimos de allí , y con bastantes ánimos de comer algo que no fuera arroz nos aparcamos en un restaurante japonesitaliano la mar de elegante donde nos comimos unas pizzas que sabían a gloria y nos maqueamos un poco para lo que venia a continuación... osease el conciertazo que ya os cuento en ésta entrada..
(* ̄∇ ̄*)

Del concierto salimos bastante mas tarde de lo que esperábamos, la verdad es que pensábamos cenar mas o menos tranquilos en alguno de los restaurantes de La Torre de Tokyo , en incluso subir al mirador si nos daba tiempo, pero terminamos llegando a la zona cuando quedaba media horita para que cerraran, por lo que nos tocó cenar a toda leche mientras el guarda de seguridad nos achuchaba para que nos fuéramos XD

Una vez fuera de la torre ya pudimos dar un paseo nocturno por la zona, para mi la imagen de la torre, toda iluminada de rojo, me trasportaba directamente a cualquier manga como Tokyo babilon o tantos y tantos doramas como Bloody monday, es curioso, siempre algo bonito y catastrófico jajaja


 

Poco mas a decir sobre éste día, tan completo, en el que terminamos tan hechos polvo como todos los demás días ;P

*En las fotillos de la tienda square mías salíamos nosotros en todo el medio asi que he cogido otras prestadas  XDDD sobre el resto de fotos gracias a mis compis de viaje como siempre.

4 comentarios:

  1. ¿Sera posible?? Pero quien es tan loco de irse solo por Roppongui toda la noche?? xDDDD

    Es curioso leer uno de estos posts sin tener ni idea deque vas a poner xD

    Nus leemos!!

    ResponderEliminar
  2. que chulo eso del Shephirot a escala real! Una foto friki sin duda alguna xD

    ResponderEliminar
  3. Para fliparlo. Yo creo que vamos nosotros y por la mañana vemos que falta uno del grupo y a mi me da la taquicardia.
    El de la tienda debio dejaros hacer las fotos igual que nosotros dejamos hacerlas a los japos. Muy buena la foto de Shephirot. ¿Esta a ras del suelo?

    ResponderEliminar
  4. menos mal que encontró el pasaporte....menudo susto
    por cierto genial la foto en la tienda y la de la torre de tokyo iluminada ahhhhhh (:suspiro)

    ResponderEliminar

Si te ha gustado el post o tienes algo que opinar escribe sin miedo! te leo seguro