jueves, 14 de junio de 2012

Japon 2009: Dia 13: Hagi

Hola a todos!! mucho tiempo ha pasado desde nuestro viaje pero sigue habiendo 3 huecos en el resumen de los días que estuvimos de viaje, y quiero llenarlos! así que hoy os traigo otra pequeña pieza del puzzle que ya casi tenia terminada pero por algún motivo nunca llegué a publicar..
Y es que nuestro 13º día en japón lo pasamos en Hagi, un lugar poco habitual dentro de las rutas turísticas en el que no nos cruzamos con ni un extranjero en todo el día.. entenderéis enseguida el porque.. 

La mañana empezó con el ya típico madrugón de rigor que nos llevó a coger un shinkansen desde Hiroshima, lugar donde teníamos establecido el campamento, hasta la prefectura de de Yamaguchi

Los desayunos de combini devorados en el tren, todo un clásico de nuestro viaje..
Nunca me cansaré de mirar por la ventanilla cuando viajo en tren, adoro el verde de los campos y las transitadas estaciones.

Tras abandonar el tren otro trayecto en autobús nos esperaba hasta aterrizar en el corazón de este precioso pueblo costero, donde prácticamente nuestra primera parada tras dar un pequeño paseo fue para admirar las preciosas mariposas gigantes que solo he podido ver en japón y comer tonkatsu en un pequeño y tradicional restaurante lleno de calabazas como decoración


A la salida del restaurante pude ver las ranas mas enormes que he visto en mi vida, os juro que era como melones!! la foto está sacada desde lo alto de un puente y aun así mirad lo bien que se ven, tiré una piedrecita para ver si se movían, le dio a una en toda la chola y ni se movió del sitio!! bestial!

La siguiente parada para nosotros fueron las ruinas del antiguo castillo de la ciudad, en la zona apenas queda nada mas que los muros y el gran foso lleno de agua que rodeaba el castillo, a día de hoy lleno por completo de peces y tortugas para los que venden incluso comida por si queréis disfrutar de la que se lía cuando te acercas a la orilla



Muy cerca, tan cerca que me hace pensar en las espectaculares vistas de las que debían de gozar desde el antiguo castillo se encuentra la única playa que pisamos durante nuestro viaje.


En primer lugar visitamos una pequeña zona abandonada, para luego lanzarnos a la playa propiamente dicha donde apenas había gente y donde algunos de nuestros intrépidos se pegaron un bañito en las cristalinas aguas mientras que el resto disfrutábamos de las vistas y la cantidad enorme de cangrejos que corretean por todos lados en la orilla del mar japonés.

Tras un merecido descanso tirados en la arena después de tantos días de trajín nos lanzamos a una visita por el barrio samurai de Hagi, un lugar precioso lleno de calles que conservan todo el encanto de los barrios de cualquier historia del periodo Edo.


Este templo de la foto lucia orgulloso lleno de escenas del anime de Detective Conan de uno de los capítulos en que este mismo lugar había sido utilizado como escenario y dibujado tal cual en muchas de las escenas.


En esta foto se ve un rickshaw aparcado, por lo visto había servicio de tour por el pueblo, con el calor que hacia no quiero imaginar el resto!

Y bueno, tras coger de nuevo un autobús y un shinkansen de vuelta a Hiroshima! tocaba recoger los bartulos porque al día siguiente nos marchábamos de nuevo rumbo a Tokio!

Espero que os haya gustado la pequeña crónica, la verdad es que Hagi al tener que coger un tren y luego un bus queda lejos de cualquier lugar turístico, por eso os decía que no vimos ni un solo extranjero, a nosotros desde luego la visita nos gustó un montón pero la verdad es que es un viaje muy largo que poca gente se moja a hacer.

3 comentarios:

  1. A mi ese día me pareció mágico, como si ese lugar fuera solo para nosotros, el no ver ni un solo extranjero era como si estuviesemos en un lugar recóndido y inexplorado para los demás (que no fueran japoneses claro xD).
    Aunque el viaje fué largo a mi me valió muchísimo la pena, sobretodo por la playita en la que pude nadar con toda tranquilidad, al estar "separada" del mar el agua estaba limpísima y sin apenas peligro de bichos mortales japoneses que pudiesen picarnos.
    Un día realmente mágico n_n

    ResponderEliminar
  2. waaaau no habia ni siquiera ohido hablar de este lugar pero por las preciosas imagenes que has hecho ya hare que me acuerde de este sitio.
    los mejores lugares son los que no salen en las guias!

    ResponderEliminar
  3. Conocer un lugar no es solo ir a los lugares más recomendados y turísticos, los lugares que menos te imaginas (o hasta un simple barrio en una gran ciudad) son también lugares que poseen cosas bonitas que ensañar a aquellos ojos curiosos...

    gracias por compartir tus reseñas de viaje y las fotos que me encantan

    Un saludo

    ResponderEliminar

Si te ha gustado el post o tienes algo que opinar escribe sin miedo! te leo seguro