lunes, 15 de abril de 2013

Debate: El eterno final de un dorama.

A estas alturas de mi vida, en que llevo vistos tantos y tantos doramas japoneses estoy ya algo indignada,
para que me comprendáis, voy a contaros un final de un dorama:

Al final de la historia, durante la cual nuestro protagonista masculino o femenino ha estado vacilando entre quedarse o no con la persona que mas quiere hasta por fin darse cuenta de sus verdaderos sentimientos, algo ocurre, ella o el quieren quedarse juntos, pero antes deben marcharse varios años, durante los cuales cada uno está en una punta del mundo 'creciendo y haciéndose mejor para el otro' para luego, años después, sin haber hablado en todo este tiempo, reencontrarse como si el tiempo no hubiera transcurrido....

¿Os suena? ¿habéis visto algún dorama con este final? podría dar una larga lista de doramas que terminan exactamente así, os pongo como ejemplo algunos que me vienen a la mente *spoilers* como Sunao ni narenakute, shima shima, Buzzer Beat, Anego... y podría seguir con mangas.. incluso en mangas tan sencillos como Ultracute.. * fin de los spoilers*

Sinceramente, no lo entiendo, pero veo con despago como dorama tras dorama siempre de forma recursiva me encuentro con este final.
Si de verdad has luchado por el amor de alguien ,¿es normal dejarlo todo y alejarse años solo con la esperanza de darlo todo y llegar a ser mejor para merecer a esa persona?
Que digo yo que si alguien se enamora de ti es porque te quiere como eres, no porque espera que tu te hagas mejor, creo que mi mente occidental no puede comprender bien el sentido de todo esto.
Por supuesto que todos queremos ser mejor, creo que es lo normal, pero también creo que lo normal es esforzarse junto a la persona que mas quieres, no dejarla tirada para crecer por tu cuenta..

Después de todo este tiempo, he sacado alguna conclusiones personales.
Creo que detrás de todo esto se esconde una especie de visión romántica que los japoneses tienen sobre el echo de que alguien pueda estar separado durante mucho tiempo de la persona que mas quiere, sin comunicarse con ella en lo absoluto, y al reencontrarse que todo siga tan intenso y perfecto como cuando se separaron.
Quiero pensar que la cosa va mas por ahí que por el echo de que todos deberíamos sentirnos unos inútiles junto a nuestra pareja y vernos obligados a largarnos para ser mejores..

Si sois consumidores habituales de doramas seguro que os habréis cruzado con este final mas de una vez, ¿es así?
Me gustaría saber lo que opináis al respecto, si os habíais parado a pensar alguna vez en la cantidad de veces que se repite la misma historia y si como yo pensáis que se debe a la forma de pensar de los japoneses o mas bien crees que se trata de la falta de originalidad de los guionistas a la hora de dar salida a los finales de complicadas historias románticas.

Hablemos de ello!

5 comentarios:

  1. Aunque no veo doramas, tengo entendido que el amor romántico es un concepto que ha sido ajeno durante mucho tiempo a la cultura japonesa (y supongo que china y coreana), al igual que los son las muestras de afecto occidentales. Yo creo que los tiros van mas por ahí que por otra cosa.

    Los personajes priorizan realizarse a si mismos antes que el final romántico impulsivo, que sería el que nosotros consideramos el "bueno". Habría que estudiar un poco mas el por que se vende ese mensaje, si es un intento de mantener las tradiciones o de control a la juventud, pero eso ya es meterse en terreno fangoso ;)

    ResponderEliminar
  2. Haku, es muy interesante tu punto de vista, no me había parado a pensar en ello! muchas gracias por compartirlo ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo opino también como Haku, que es más una cuestión cultural oriental respecto al amor y al afecto, no por falta de originalidad. Es que si fuese por esto último, que acabase alguno así, vale, pero que sean la mayoría... no, ahí hay algo con peso detrás.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que tiene razón HaKu, nunca lo había pensado así a pesar de haber visto ya bastantes doramas.
    Sin embargo, es cierto que desde mi punto de vista como espectadora occidental me "molesta" en cierta medida. Te has pasado de media 20 capítulos esperando a que por fin los planetas se alineen, y poder contemplar como la pareja termina felizmente y deciden dejar su amor a un lado. ¿Tras sufrir tanto, cómo puedes dejar a tu pareja ahí, como si nada? Esto me ha recordado al semi-infarto que casi me da cuando la chica de Coffee Prince bromea con el prota sobre pasar más tiempo en Italia ¬¬

    ResponderEliminar
  5. Interesante post.

    Si analizamos las series latinoamericanas (las telenovelas/culebrones) tendriamos una opinión similar en cuanto a la repetición de la trama...y esa trama de las novelas latinoamericanas esta tan normal en la vida real que tal vez por eso no me agrada en absoluto ver ese tipo de dramas, pero asi mismo, aunque la trama o final de los doramas siga el mismo pilar, a mi en lo personal me parece mas lleno de espiritualidad, no se como decirlo, que no solo se dejan llevar por los sentimientos, sino que tambien actuan con una razón propia, y como claro ejemplo el hecho que tu misma has mencionado, donde la pareja pospone su unión ante el enriquecimiento personal e individual ..... jejejeje me estoy enrollando, asi que mejor lo dejo aquí.

    Un saludo ^_^

    ResponderEliminar

Si te ha gustado el post o tienes algo que opinar escribe sin miedo! te leo seguro