miércoles, 9 de julio de 2014

Japón 2014: El templo Zōjō-ji

Hola a todos! después de un tiempo sin ordenador, vuelvo a la carga! que me decís? aun teneis ganas de leerme?
Esta vez vengo con una de las visitas que hicimos el segundo día en Tokio :)

Zojo-ji es uno de esos grandes templos que todos estamos hartos de ver por televisión pero que todavía no había tenido la oportunidad de visitar.

Sin ir mas lejos, antes de ir a Japon vi la película de lobezno y una de las escenas mas chulas está rodada en ese templo.


Zojo-ji es un templo budista que fue construido en su actual localización en 1590, y la verdad es que después de ver tantos templos shintoistas ver un templo budista es bastante curioso, vale la pena pararse un momento e intentar apreciar las diferencias.
Me llamó bastante la atención lo distinta que es la forma en que los fieles rezan,
En los templos shintoistas se lanza una moneda, se dan dos palmadas y después de inclinarse en reverencia se reza.
En los templos budistas es distinto, tras lanzar la moneda se deja un puñado de incienso y entonces se dedica la plegaria.

Puedes pasar por estos lugares y no darte cuenta de estos detalles, a mi me gusta fijarme en estas cosas y esto aunque es de lo mas lógico del mundo, ya que tampoco se reza igual en una iglesia católica o de cualquier otra religión me pareció chocante.

El jardín es bastante espacioso y bonito, los cerezos ya estaban en flor y daban una sensación estupenda al entrar por su puerta delantera. Muy alegre, todo muy luminoso.
El edificio central es bonito, pero sobretodo es grande.
No tiene grandes decoraciones en su estructura, nada rojo, nada cargado de tallas, pero tiene algo especial.

En las afueras del templo hay un cementerio donde podemos encontrar las típicas esculturas de los templos budistas, las Jizo, que en Zojo-ji están dedicadas casi en su totalidad a los niños.
Las familias de niños que están felices porque han superado alguna enfermedad o las que rezan por las almas de niños que fallecieron entregan a las jizo gorritos, baberos e incluso juguetes, por eso podemos verlas habitualmente vestiditas con su gorrito y baberito rojos ya que el rojo se supone que es un color que aleja tanto a las enfermedades como a los demonios.


En Zojo-ji las jizo llevaban ademas pequeños molinos de colores que contribuían a esa sensación alegre que os comentaba al empezar.

Dejando todo esto a un lado, creo que la extraña belleza de Zojo-ji y lo que lo hace único, exótico y característico es que si miramos el templo de frente podemos ver justo detrás la torre de Tokio, un contraste que supongo que es lo que lo ha hecho merecedor de ser una de las escenas mas iconicas que podemos encontrar en la red.
Una visita muy recomendable si estáis por Tokio, y ademas, gratis :)

1 comentario:

  1. Me encanta tus fotos >_<
    Pues este lugar lo visite en mi parada obligatoria a la Torre de Tokio.
    Me encanto *_* tiene unas vistas preciosas.

    Sobre la diferencia de los ritos de rezo entro los budistas y shintoistas. Pues una chica japonesa que nos indico como lavarlos las malos y como rezar en los templos, nos dio las pautas de lanzar la moneda, inclinarse, palmadas, orar, inclinarse. Lo de quemar incenso era opcional. También en un Santuario shintoista (en kamakura precisamente) vi que también tras encender una pequeña vela quemaban incenso.
    Supongo que Japón con su sincretismo hace que se vea similitudes en sus rezos.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Si te ha gustado el post o tienes algo que opinar escribe sin miedo! te leo seguro